"Cuando se puede elegir, es obligado acertar."
"When you can choose, you must be right."

La importancia de hábitos y rutinas

Nuestro cerebro intenta optimizar su trabajo automatizando procesos, de ahí que para que hagamos las cosas con “menos esfuerzo” sea importante la creación de hábitos.

 

Para crear un hábito debes pensar en lo que vas a conseguir, y no en lo que vas a dejar”

 

¿Cómo podemos crear un hábito?

A base de la reiteración y la creación de rutinas. Se trata de grabar un hábito nuevo en nuestra mente para que se automatice y lo podamos ejecutar sin que nos conlleve esfuerzo.

 

¿Qué condiciones hacen que esto “funcione”?

  1. Es importante que el hábito sea realista, que esté dentro de nuestras posibilidades, por mucho que nos propongamos practicar acrobacias, puede ser que al final nos frustremos y no podamos adoptar el hábito.
  2. Que sea concreto. “Hacer 20 minutos de deporte cuando me levanto” funcionará mucho mejor que “hacer deporte”.
  3. Encontrar una meta, es decir, que haya un “por qué” que haga que quieras coger ese hábito. El acercarte a esa meta te servirá de motivación.
  4. Repetir y repetir, hasta que se convierta en una costumbre… (de ahí, directo al hábito). No olvidemos que se trata de un aprendizaje.
  5. Ofrecernos recompensas… “después del deporte al que quiero habituarme, me relajaré con mi momento de lectura, que me encanta”
  6. Nuestro “futuro hábito” tiene que ocupar un lugar fijo en nuestro horario e incluso un espacio físico concreto.
  7. Informar a todo el mundo de nuestro “compromiso”, ayuda a no querer fallar.
  8. Registrar los avances, en un calendario, documento, diario, en redes sociales, mandar foto diaria a la familia… lo que sea que ayude a ver que “día tras día” lo estás logrando.
  9. Si no lo conseguimos, nada de culpa, revisamos las “condiciones” y modificamos lo conveniente.

 

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”

¿Qué beneficios puede tener la creación de rutinas en época de estrés?

  • Mayor control y gestión del tiempo. Sentimiento de organización y por lo tanto sentir que tienes más tiempo “para ti” o para tu familia y, por lo tanto, optimización de éste.
  • Mejora de la salud mental. Ya que el cerebro “pone piloto automático” cuando está realizando hábitos ya creados.
  • Menos ansiedad. La anticipación y los horarios fijos nos relajan.
  • Aporte de “seguridad”. Lo conocido aporta tranquilidad.
  • En niños y adolescentes mejoramos su autoestima al saber lo que se espera de él y qué debe hacer y ser capaz de hacerlo correctamente.
  • Si establecemos hábitos indirectamente trabajamos la constancia y la dedicación como manera de conseguir las cosas que nos proponemos.
  • Conseguimos mayor autonomía en niños y adolescentes.
  • Se dota de herramientas de planificación y organización.

 

 

Ana, Eva y Laura

Ana, Eva y Laura

Departamento de Orientación

Colegio Alkor

Copyright © 2020 - Colegio Alkor
X