"Cuando se puede elegir, es obligado acertar."
"When you can choose, you must be right."

Toma de decisiones: cuando depende de ellos

El proceso de toma de decisiones es de vital importancia y si enseñamos a nuestros hijos a tomar decisiones les brindaremos la oportunidad de que pueda gestionar, de forma adecuada, las situaciones que se le presenten a lo largo de su vida.

 

Otros aportes del proceso de toma de decisiones sobre las personas son:

 

  • El desarrollo de la capacidad de discernimiento.
  • Desarrollo de la capacidad crítica.
  • Desarrollo de la responsabilidad (y a largo plazo, la ética).
  • Aprender a situarse en el lugar de otro (empatía).
  • Gestión de problemas y/o conflictos.

 

Además, contribuiremos a su agilidad y flexibilidad mental, lo cual  les será de gran ayuda en las relaciones sociales.

Cuando dejamos que el niño/adolescente tome decisiones, le hacemos ver, de alguna manera, que se debe pensar antes de actuar (desarrollando sus funciones ejecutivas y entrenando la postergación de los deseos), que todo lo que hacemos tiene una consecuencia directa (trabajando el control de impulsos) y que no pasa nada por equivocarse siempre que busquemos las estrategias correctas para “enderezar” la situación (trabajando a su vez la tolerancia a la frustración).

 

Prevenir conductas de riesgo

La adolescencia es una etapa del desarrollo en la cual suele aparecer un importante número de conductas de riesgo y con un trabajo previo en toma de decisiones podemos prevenir muchas de esas conductas.

Para entender cómo trabajar esa toma de decisiones debemos primero entender qué mecanismos utilizamos para llevarlas a cabo y que por lo tanto qué mecanismos debemos desarrollar para una correcta toma de decisiones.

Cuando dejamos que el niño/adolescente tome decisiones, le hacemos ver, de alguna manera, que se debe pensar antes de actuar, que todo lo que hacemos tiene una consecuencia directa y que no pasa nada por equivocarse siempre que busquemos las estrategias correctas para “enderezar” la situación.

Aunque a menudo pueda parecer que la toma de decisiones se realiza de forma mecánica, consta de varias fases, y a veces, para poder enseñar el proceso, debemos incidir en alguna de ellas:

 

1.- Definición del problema / dilema u objeto sobre el cual tenemos que tomar la decisión.

2.- Sintetizar la información que tenemos al respecto o recoger información sobre ello si no la tenemos.

3.- Tener claras las alternativas y consecuencias de cada una de ellas. Pros y contras.

4.- Tomar la decisión.

 

Hay que tener en cuenta que en la orientación a nuestros hijos para la toma de decisiones, tendremos que potenciar más unas fases u otras, según el nivel de impulsividad o indecisión. Y en otros casos dependerá de la situación planteada.

Los niños /adolescentes con alto grado de impulsividad se saltarán las fases de reflexión por lo que deberemos trabajar con ellos el planteamiento de varias opciones para “obligar” a reflexionar. Recordarle que valore los pros y los contras y enseñarle a hacerlo.

Con aquellos más indecisos o inseguros habrá que jugar con los límites de tiempo y ser nosotros mismos los que le planteemos muchas opciones para que se acostumbren a tener que “elegir”. Necesitará sentir nuestro apoyo.

 

Proceso de aprendizaje para que tome sus propias decisiones

Aprender a tomar decisiones es algo que ha de “ensayarse” desde pequeño, se trata de un entrenamiento que supone y requiere un aprendizaje. ¿Cómo podemos guiar a través de este proceso de aprendizaje?:

 

  • Dejando, como hablábamos en el artículo anterior, que vayan tomando decisiones desde pequeños, aquellas menos importantes en la que podemos delegar.
  • Permitiendo que se equivoquen y mostrándoles que nosotros también nos equivocamos a veces. Es muy difícil animar a tomar decisiones cuando nos presentamos como infalibles. Muchas veces deben aprender a actuar ante una equivocación y nosotros somos su mayor ejemplo.
  • Mostrando límites siempre, claros y estables, porque así sabrán dónde está su “ámbito de actuación”
  • Valorando sus decisiones o, en el caso necesario, realizando críticas constructivas, siempre desde el respeto y el aliento a volverlo a intentar.

 

 

 

Ana, Eva y Laura

Ana, Eva y Laura

Departamento de Orientación

mayo 18, 2020

Certificaciones

Contacto

Dirección:

  • Avda. de Pablo Iglesias, 4. Alcorcón

Teléfonos:

  • Secretaría Ppal: 91 643 71 73 | Secretaría Infantil: 91 643 61 33

Email:

  • alkor@colegioalkor.com

Suscripción Newsletter

Redes Sociales

top
Copyright © 2020 - Colegio Alkor
X